lunes, 3 de noviembre de 2008

William Caxton

Sí amigos, los que estáis en Cáceres me habéis oído hablar muchas veces de él desde que empecé el curso, quizás ahora entendáis un poco mejor porque le doy tanto bombo, para no atribuirme méritos falsos reconozco que la información está sacada de wikipedia.

William Caxton (1415 o 1422 - 1492) fue un mercader, diplomático, impresor y escritor inglés. Caxton llevó la primera imprenta a Inglaterra, y fue el primer impresor del país, así como el primer vendedor de libros inglés (sus colegas en Londres eran alemanes, neerlandeses o franceses). Imprimió y editó más de cien libros, la mayoría traducciones de obras francesas. Algunas de las más importantes obras impresas por Caxton fueron La muerte de Arturo (Morte D'Arthur) (esto aparte de wikipedia lo pongo de mis clases de literatura inglesa, Morte D'Arthur se especula que fue escrito por Malory cuando este estaba en la cárcel, pues tuvo una vida de enfrentamientos con la justicia y se componía de ocho historias independientes sobre los caballeros de la mesa redonda que luego Caxton unió en ese libro), de Thomas Malory, y los Cuentos de Canterbury (Canterbury Tales) (otra cosa que saco de mis clases, pero no me extenderé mucho, sólo diré que es como una especie de Los cuentos del Conde Lucanor, es decir varias historias que tratan de aportar cada una un consejo, una moraleja), de Geoffrey Chaucer.

Primeros años, como comerciante
La fecha exacta de su nacimiento se desconoce. Se sabe que Caxton nació en la campiña de Kent entre 1415 y 1422, y fue a Londres a trabajar. En 1438 se le ubica como aprendiz de comerciante de telas, en el taller de Robert Large, quien sería alcalde de Londres al año siguiente. Large murió en 1441, y en 1446 Caxton se marchó a Brujas, centro principal del comercio europeo de textiles. En ese entonces, la ciudad de Brujas estaba gobernada por la casa de Borgoña. En Brujas, Caxton progresó en el comercio textil y destacó entre sus compatriotas afincados en el continente. Obtuvo en 1463 el cargo de ''Gobernador del gremio inglés de comerciantes pacotilleros''. La ''pacotilla'' son los bienes que los marineros podían embarcar por su cuenta, sin tener que pagar flete por ello. En los Países Bajos. Hacia 1470, Caxton se encuentra al servicio de Margarita de York, duquesa de Borgoña y hermana del rey de Inglaterra Eduardo IV. Es probable que Caxton fuera el asesor financiero de la duquesa.

Como impresor
Caxton comenzó a interesarse en la literatura a finales de la década de 1460. En marzo de 1469, Caxton comenzó a traducir el libro Recuyell of the Historyes of Troye, de Raoul Le Fèvre. Caxton abandonó la tarea, desanimado por su pobre dominio del francés; pero la reanudó a petición de la duquesa Margarita, y terminó la traducción en 1471.

En Brujas
Caxton cambió de residencia varias veces entre Flandes, los Países Bajos y Alemania. Cuando residía en Colonia, entre 1470 y 1472, Caxton entró en contacto con la naciente industria de la impresión, y aprendió el arte de imprimir. Según el propio Caxton, se decidió por aprender a imprimir para evitar el cansancio que sufrían sus ojos y su mano con el arduo trabajo de la traducción.

Inmediatamente compró una imprenta con dos juegos de tipos móviles y en 1474 volvió a Brujas a establecer un taller de impresión. Allí, se asoció con Colard Mansion, un afamado copista e ilustrador de códices. El primer libro impreso por Caxton, al año siguiente, fue la traducción que él mismo realizó, del libro Recuyell of the Historyes of Troye. En la misma ciudad, Caxton publicó otros cinco libros, incluyendo la misma obra de Le Fèvre en francés. De los cinco, solamente uno de ellos era en inglés, The game and playe of the chesse, publicado el 31 de marzo de 1475. Este libro era una traducción de dos versiones francesas de De ludo scaccorum, obra del dominico Jacobo de Cessolis, de alrededor del año 1300.

En Londres
Al regresar a su país en 1476, Caxton estableció una imprenta en los terrenos de la Abadía de Westminster. A partir de entonces, su única ocupación fue el imprimir y editar libros, muchas veces escribiendo los prólogos o epílogos de los mismos. Su primera impresión en Inglaterra fue, aparentemente, una Indulgencia otorgada por el abad de Abingdon.

La impresión está fechada el 13 de diciembre de 1476. Al año siguiente, Caxton publicó Dictes or Sayengis of the Philosophres (Dichos de los filósofos, el 18 de noviembre), escrito por el cuñado del rey, Anthony Woodville, Conde de Rivers; quien había hecho la traducción del francés de Guilliaugme de Tignonville. Los Dichos de los filósofos pasaron por ser el primer documento impreso por Caxton en Inglaterra, hasta el descubrimiento de la Indulgencia de 1476. Ese mismo año, Caxton imprimió también una traducción del francés Histoire de Jason, de Raoul Le Fèvre.

La primera edición de Caxton de Los cuentos de Canterbury, apareció en 1478. La edición representaba el trabajo más extenso de Caxton hasta el momento, pues constaba de 374 folios. Cinco años más tarde, reeditaría la obra, añadiéndole más de veinte xilografías y con un texto revisado. Aún en 1478, Caxton imprimió otra obra de Chaucer, la versión de este último de Deconsolatione philosophiae, de Boecio.

El libro más voluminoso que Caxton editó fue La leyenda dorada, en 1483. El libro, de 600.000 palabras y 448 folios impresos a doble columna; era una traducción que el propio Caxton hizo del texto de Jacobo de Vorágine. La traducción fue hecha a partir de una versión francesa de Jean de Vignay, y Caxton tomó la libertad de añadir las vidas de 25 santos que no estaban incluidas en dicha versión. La obra está generosamente ilustrada, 19 de sus xilografías ocupan una página entera.

La muerte de Arturo fue publicada por Caxton el último día de julio de 1485. El autor, Sir Thomas Malory, había muerto catorce años antes, y Caxton organizó la voluminosa obra de la manera que mejor le pareció, dividiéndola en 21 Libros y 507 capítulos. Además, Caxton hizo una revisión completa del texto, añadiendo rúbricas que describían la acción, al principio y final de cada capítulo.

En su imprenta, Caxton produjo romances caballerescos, trabajos de autores clásicos, e historias romanas e inglesas. Los libros que Caxton imprimía eran favorecidos por las clases altas del reino, por lo cual el apoyo financiero que Caxton recibía de la aristocracia y la nobleza era importante, aunque no era indispensable.

Caxton murió en 1492, un año después que su esposa Maude. Fue enterrado en St. Margaret, en Westminster. En 2002, la compañía mediática BBC lo incluyó en la lista de los 100 más grandes ciudadanos británicos de todos los tiempos.

Caxton y el idioma inglés
Cuatro quintas partes del material que Caxton imprimió, están en idioma inglés. Sin embargo, este idioma estaba en un proceso importante de transformación en la época de Caxton; y muchos de los textos que Caxton recibía para impresión, estaban escritos en una amplia variedad de estilos y dialectos. Como Caxton no era un escritor propiamente dicho, sino más bien un técnico, a menudo se enfrentó a dilemas de homogeneización del lenguaje en los libros que imprimió. El alsaciano Wynkyn de Worde, su sucesor en la imprenta, tuvo que enfrentar los mismos problemas.

Por el trabajo realizado con estos textos, se atribuye a William Caxton gran parte del crédito por haber estandarizado al idioma inglés; pues Caxton homogeneizó los textos que originalmente estaban escritos en los muchos dialectos regionales, y contribuyó a la expansión del vocabulario a través de la impresión. Caxton comparte este crédito con su colega contemporáneo Richard Pynson, quien era un estilista más completo y tuvo un mayor impacto en la homogeneización del lenguaje.


Gracias Will.

3 comentarios:

Raquel dijo...

ummm muy interesante...

pretendes q me lea todo esto mientras hago ejercicios de química???? ufff pus va a ser q no ehh, te lo has currao eso lo reconozco pero es pa estar demasiao aburrio jaja

Cuco dijo...

no tenía noticia alguna de este señor la verdad. Está bien saber algo sobre mi lengua odiada xDD

Fuser dijo...

Dios... El friki de mi padre también conoce a este infame personaje