lunes, 24 de agosto de 2009

Chicle

-Es como el chicle.

-¿Qué?

-Que es como el chicle.

-Te he oído a la primera, pero no se qué cojones quieres decir con eso.

-Pues eso, que me recuerda a un chicle.

-¿Pero qué es lo que te recuerda a un chicle?

-Esto, las tripas de ese nota burbujeando sobre la parrilla.

-Joder tío, eres un puto sádico.

-Mira quien fue a hablar, la madre Teresa.

-No es eso tampoco, pero no me jodas que tu comentario no ha sido de más de sádico.

-Vamos a ver, somos sicarios, se supone que estas cosas nos gustan.

-Hombre, claro que me gusta mi trabajo, pero no veo nada de bonito en unos intestinos borboteando sobre el fuego.

-Yo tampoco, pero le da algo más de dramatismo a esta estampa, ¿no crees?

-¿Ves cómo estás enfermo?

-No tío, sólo soy consecuente con mi trabajo.

-¿Consecuente? Joder, estás diciendo que unas tripas pegándose a unas barras de acero por culpa del fuego te recuerdan a chicle, ¿de verdad crees que eso es ser consecuente con tu trabajo?

-Quizás consecuente no sea la palabra, pero es que se parece a un chicle de verdad, míralo.

-No me parece un chicle, joder, me parece un espectáculo asqueroso, pero no me queda otra que verlo porque me pagan para esto.

-Bueno, bueno, no te alteres tampoco.

-Pero, ¿cómo quieres que no me altere con las gilipolleces que estás diciendo?

-Bueno, bueno, ya me callo.

-...

-...

-Por cierto, ¿de qué sabor sería el chicle?

5 comentarios:

Cuco dijo...

sabor ricolicioso...

Raquel dijo...

y no pueden ponerle una tapadera a la parrilla y se ahorrarían esta estúpida discusión???
de todas formas creo q el chicle sería de cocacola, lo digo x el color....

Loren dijo...

jajajajajajajajajajajajajajajajaja,
lo siento, pero el del chicle lleva tucara en mi imaginación.
Muy bueno, vampiputa.

Miner dijo...

mmmmmmm que ganas de chicle me dieron... de sandia, por cierto.

gémme dijo...

XD vaya diálogo de besugos....pero si tengo que pensar en un sabor...es evidente que sería bubbaloo de mora.