martes, 31 de agosto de 2010

¿Acaso tú lo sabes?

¿Por qué soy tan cobarde si lucho contra la mayoría de mis miedos? ¿Por qué soy tan indeciso si estoy vivo? ¿Por qué me cago mil veces en todo lo que amo y abrillanto todo lo que odio? ¿Por qué me alejo de todo lo que salvo? ¿Por qué encallezco mis manos trabajando en cosas que nunca serán agradecidas y que una vez arregladas me abandonarán? ¿Por qué camino mil pasos solo entre la multitud? ¿Por qué hago comuniones entre mi alma y dos hielos que se pegan en un gin tonic? ¿Por qué escribo estas mierdas? ¿Por qué me hago tantas preguntas sin solución aparente aún a sabiendas de que las soluciones a casi todo están dentro de uno mismo? ¿Por qué el universo es infinito y yo me niego a creerlo? ¿Por qué os quiero tanto y vosotros a mí tan poco y por qué otros me queréis tanto y yo a vosotros tan poco? ¿Por qué vivimos en péndulos y no en líneas rectas? ¿Por qué jugueteo con fuego ansiando quemarme y tengo tan poca esperanza de arder? ¿Por qué parece que va a haber un incendio entre la nieve y sólo prenden mis mejillas? ¿Por qué todo el mundo me comprende pero muy pocos me entienden? ¿Por qué hueles así que no me dejas ni pensar? ¿Por qué a veces soy tan críptico que ni yo se lo que digo? ¿Por qué por qué? ¿Por qué tengo el maquillaje corrido? ¿Por qué somos música en un pentagrama con líneas de más? ¿Por qué todo cambia tan rápido y nos hacemos tan viejos en tan pocas horas? ¿Por qué volveríais a nacer y yo no? ¿Por qué estoy tan alegre en los días más grises? ¿Por qué duelen tanto las heridas antes de ser hechas? ¿Por qué hay cicatrices que no se cierran nunca? ¿Por qué las guerras de antes son ahora las nuestras? ¿Por qué los fantasmas siempre están en nuestra habitación? ¿Por qué si lees esto pensarás algo? ¿Por qué en esta pregunta no pregunto nada? ¿Por qué el aire se empeña en abofetearnos si no hemos hecho nada malo? ¿Por qué el sol puede tocarlo todo? ¿Por qué el mar no llega a todas partes si lloramos sus aguas saladas? ¿Por qué Beethoven compuso sinfonías y no sonrisas? ¿Por qué nos enseñan fechas de guerras y tan poco de amor (como dicen los Cadillacs)? ¿Por qué donde duele inspira? ¿Por qué hay veces que decoras tu habitación y luego quieres arrancarlo todo? ¿Por qué unos días me haces caso y otros días diría que me odias? ¿Por qué el cine no es real y los libros no se salen del papel? ¿Por qué despertamos al soñar? ¿Por qué quiero seguir escribiendo preguntas pero tengo cierto temor a que nadie lea esto? ¿Por qué a tu lado el mundo es un cenicero? ¿Por qué suena esa guitarra y surgen las palabras que hacen la poesía? ¿Por qué el ruido de estas cañerías es a veces la mejor música? ¿Por qué no estallo cuando debo? ¿Por qué no saco el machete de una vez? ¿Por qué esta jerga sin sentido que usamos? ¿Por qué somos tan necios y tan sabios? ¿Por qué yo soy "el Gran Miguelo" si ni siquiera me conocéis? ¿Por qué tantas cosas?

Creo que ustedes, damas y caballeros, y algo de mí mismo, es el por qué.

4 comentarios:

Prometeo dijo...

Yo desde mi posición de figura mitológica opino que es mejor tener preguntas que respuestas. Una persona que se pregunta, merece la pena; incluso diría que merece más la pena si no encuentra respuestas, porque eso significa que no se conforma. Bueno, eso es lo que pienso, muy brevemente resumido.

Yo ya he decidido vivir en la incertidumbre y disfrutar de ella; y cuando no sepas qué hacer, pues piensa en una pregunta sin respuesta, intenta encontrársela y termina pensando en supernovas, dios y camarones antárticos. También pienso que hay muy pocas cosas en el mundo que no estén relacionadas con la mayoría del resto de cosas que conforman el mundo.

¡Ah! Y que me alegro que te guste por dónde va Ignorante, porque es la primera vez que le echo tanto tiempo y no me canso del relato y eso, que es un halago que te mole, tú que tienes más experiencia en él.

Elperroandalú dijo...

Sin preguntas no somos nada, y menos, si no estamos dispuestos a dejarnos la vida por responderlas.

sara dijo...

Todos nos hacemos preguntas y a la vez somos parte de esas preguntas :)

Celtika dijo...

Precioso y preciso, Miguelowsky :-)